¿Qué es el reglamento europeo de protección de datos?

Aunque entró en vigor el 25 de mayo de 2016, el pasado 25 de mayo de 2018 comenzó a ser directa y efectivamente aplicable el Reglamento Europeo de Protección de Datos. El RGPD propone un cambio importante de modelo de protección de datos en Europa basado en criterios como la responsabilidad activa (accountability), la flexibilidad, la importancia del contexto en los tratamientos de datos y la cooperación entre autoridades con competencia en esta materia.

A pesar de que la Directiva del año 95 buscaba hacer una normativa común en todos los estados, en la práctica dejaba bastante margen a la hora de su transposición. Exponiendo un marco regulatorio con distintos grados de protección, por primera vez se ha logrado algo mucho más global y que beneficia a todos.

Empresas y RGPD, ¿cuáles son las ventajas?

Aunque existen algunos matices, están obligadas a su cumplimiento, todas las personas jurídicas o físicas, empresas y entidades públicas y privadas que utilicen cualquier dato personal en el desarrollo de sus actividades profesionales. A raíz de la aplicación efectiva del RGPD las empresas han dado varios pasos hacia adelante. Gracias a esta nueva normativa las compañías se sienten más cubiertas y el usuario tiene alguien en quien confiar, una entidad que se preocupa por ellos. Con múltiples beneficios, suponen mejoras en la gestión de archivos y en las garantías que se dan a las personas.

Por otro lado, el documento supone uno de los recursos para abogados de última generación y es que con éste se consiguen muchas cosas a favor. Pero, ¿cuáles son los beneficios reales que aporta a una empresa? A continuación, para que te hagas una pequeña idea, te dejamos con sus ventajas principales:

Mejora la imagen de la empresa

El RGPD no es opcional, pero, si nos ponemos a favor de él, tendremos muchos puntos de nuestra parte como compañía. Tratando de facilitar la vida a los organismos, seguro que notamos cómo la imagen del negocio que llevamos gana mayor prestigio y deja una buena reputación a sus espaldas.

Clientes satisfechos

Los clientes que van a una empresa con su protección de datos bien organizada están por lo general más satisfechos. Sabiendo que los dueños se preocupan por nosotros, las opiniones a favor del servicio serán más positivas y ganaremos autoridad frente a una competencia que no hace las cosas bien.

Seguridad de la información

Con la observancia de las reglas pautadas por el RGPD los datos que entregamos a una empresa están seguros. De esta forma, cualquiera que apueste por la regulación está diciendo sí al tratamiento de sus cuentas y dando todas sus ventajas al usuario. La información, cada vez más castigada por las nuevas tecnologías, tiene que estar verificada y guardada de manera ordenada.

Impide la pérdida de clientes

¿Sabías que teniendo el Reglamento Europeo de Protección de Datos en activo ganas más clientes y fidelizas a los que ya tienes? Los usuarios cada vez están más pendientes de aquellas empresas que cuidan de su privacidad y se toman en serio esta parte del protocolo. ¡No te lo saltes tú!

En definitiva, la RGPD supone un importante beneficio para las empresas que lo implementan, así como para sus clientes que van a ellas. Esto, que es algo que se ha notado con el tiempo, no podemos pasarlo por alto si tenemos un negocio o queremos montarlo en breve porque solo nos supondrá ventajas. ¿Ves ahora por qué?