Mejor epoca para visitar los arribes del duero

Mejor epoca para visitar los arribes del duero

Cascada de las pilas, zamora

El tiempo de viaje entre Salamanca y el Parque Natural de Arribes del Duero es de unas 3h 22m y cubre una distancia de unos 133 km. El viaje más rápido suele durar 3h. Los servicios son operados por Empresa Vivas, Zamora Salamanca, ALSA y otros. Normalmente hay 10 servicios semanales, aunque los horarios de los fines de semana y los días festivos pueden variar, por lo que debe comprobarlo con antelación.
No, no hay un autobús directo desde Salamanca a Parque Natural de Arribes del Duero. Sin embargo, hay servicios que salen de Salamanca y llegan a Fermoselle vía Zamora. El viaje, incluyendo los traslados, dura aproximadamente 3h 22m.

Volver sin definir saltar la navegación buscar buscar firmar

La ciudad de Zamora, en Castella-León, conserva en su casco antiguo un importante legado de arte románico, que le ha valido la declaración de Conjunto Histórico-Artístico. Enclavada a orillas del río Duero y en plena ruta de la Vía de la Plata, su importancia medieval ha dejado huella en forma de murallas, palacios e iglesias. Para conocer mejor la historia y el arte de la provincia, nada mejor que recorrer alguno de los pueblos de la Ruta del Duero o de la Vía de la Plata. Podrá conocerla más a fondo a través de su gastronomía y sus tradiciones, como la celebración de la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional.
La mejor época para venir a Zamora es durante la celebración de la Semana Santa, Fiesta de Interés Turístico Internacional; o en verano, cuando el visitante puede recorrer la ciudad guiado por las leyendas medievales del Romancero, que se escenifican en los rincones más encantadores de la ciudad.
La provincia de Zamora cuenta con interesantes lugares históricos enclavados en paisajes de gran valor paisajístico y natural, que se pueden conocer a través de algunas de las rutas más conocidas de esta región. La ruta de la Vía de la Plata que une Sevilla con Oviedo pasa por aquí desde la época romana. En ella, descubrirá los tesoros que se conservan en Benavente, Valparaíso y La Hiniesta. La otra gran ruta de la espina dorsal que atraviesa este paisaje es la de la Ribera del Duero. Entre sus paisajes encontrará numerosos castillos ya que, en el siglo X, era la frontera con el mundo musulmán.

Cocodrilos saltarines en darwin

El Duero (en portugués Douro) es el río más importante del noroeste de la Península Ibérica. Nace en España, en la provincia de Soria, a 2.160 metros de altitud y recorre una distancia de 897 kilómetros hasta el Oporto portugués, donde desemboca en el océano Atlántico. A lo largo de 112 kilómetros, constituye la frontera entre España y Portugal. En Portugal esta zona es parque natural desde 1998 con el nombre de Duoro Internacional y en España desde 2002 con el nombre de Arribes del Duero. En España este parque natural se encuentra en la provincia de Salamanca y el suroeste de Zamora, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León.
Arribes, arribas y arribanzos son las palabras locales que se utilizan para designar este tipo de paisaje en el que los ríos Águeda, Duero, Esla, Huebra, Tormes y Uces fluyen unos cientos de metros más abajo que el terreno circundante y quedan encerrados entre fuertes pendientes a ambos lados del río, siendo un lado España y el otro Portugal. Debido a las grandes diferencias de altitud, la gran cantidad de agua que aporta el Duero y los numerosos afluentes que desembocan en él, esta zona es una de las principales productoras de energía hidroeléctrica. El embalsado del río ha provocado, desgraciadamente, que haya perdido su carácter bravo.

Vida desmania

El río Duero, en su incansable discurrir desde su nacimiento en la sierra de Urbión hasta su desembocadura en el océano Atlántico, es uno de los principales protagonistas de las tierras que baña. Los bellos paisajes que dibuja a su paso son una seña de identidad y forman parte de la historia de cada región. Un entorno natural, en muchos casos de incalculable valor, que es el hogar elegido por diferentes especies, tanto vegetales como animales, y en el que podemos encontrar huellas de épocas pasadas que nos hablan del vínculo que el río Duero ha tenido con el ser humano desde tiempos inmemoriales. Un ejemplo inmejorable de esta simbiosis es, sin duda, el Parque Natural de Arribes del Duero.
La Ruta de los Miradores del Parque Natural Arribes del Duero nos llevará por los imponentes rincones que se esconden a ambos lados del río. Un río que ha labrado una colosal frontera natural entre España y Portugal, creando paisajes de gran belleza con cada salto que da. Este Parque Natural de los Arribes del Duero se extiende de norte a sur por las provincias de Zamora y Salamanca, estando hermanado con su homólogo portugués el Parque Natural del Duero Internacional, que se extiende por la orilla opuesta. Los ríos Tormes, Uces, Huebra y Águeda han elegido estas tierras para verter sus aguas en el Duero, siendo junto a él los responsables del característico paisaje formado por abruptas gargantas que en muchos casos se ocultan tras la tranquila calma que ofrecen las mesetas que las preceden. Restos de antiguos asentamientos, espectaculares cascadas, laderas de montaña repletas de olivos, almendros o pastizales, colosales obras de ingeniería, buitres, cigüeñas negras, águilas perdiceras, sin duda un gran patrimonio inmaterial de inimaginable valor que viene a sumarse a los vertiginosos paisajes que veremos al recorrer esta Ruta de los Miradores del Parque Natural Arribes del Duero.